sábado, 25 de abril de 2015

El PP de Manolo Domínguez


Don Manuel es alcalde de Los Realejos y aspirante a la presidencia del cabildo de Tenerife. Difícil tarea defender a su franquicia. Sostiene que la primera institución insular debe ser el nexo de unión entre los ayuntamientos y el resto de las administraciones, autonómica, nacional y europea. De momento es el único al que hemos escuchado describir la razón de existir de la tercera corporación local española por presupuesto.

Plantea un debate anual sobre el "estado de la isla" en el que tendrían voz los alcaldes de todos los municipios y una consejería del litoral, dada la importancia que pretende darle a este asunto en su gestión. A Domínguez le preocupa que la administración pública ahuyente a los inversores con tanta burocracia y cree que habría que deslegislar... Ve oportunidades con el nuevo REF, sobre todo en Granadilla, donde confluye la zona franca.

Se le ve optimista. Propone fomentar el deporte, el deporte de élite, como elemento diferencial para atraer actividad económica, buena idea. Y promete expandir por toda la isla políticas activas para favorecer el emprendimiento que ya ha probado con éxito en su municipio: el cheque emprendedor, el "tax-free" o el "local cero", subvenciones, en definitiva. Subvenciones, sí... qué poco liberal es el PP cuando quiere.

Con el gran agujero negro del cabildo todavía no se posiciona con claridad. No detalló qué hacer con el ITER, la intervención pública en la agricultura, los casinos, el campo de golf y el resto de sociedades propias y participadas. Pero se mojó: venderá aquellas empresas públicas que le hacen la competencia a operadores privados, no importa a cuánto sino el cómo, porque no quiere damnificados, en alusión a los trabajadores. Esta promesa da para un buen titular.

domingo, 19 de abril de 2015

Los tres pilares de Clavijo


Ante sus parroquiamos, a todo trapo, como suele se habitual en los actos de CC. Fernando lo tiene claro, muy claro: REF, estatuto de autonomía y financiación autonómica. En definitiva, dinero, dinero y dinero. No era momento de detalles sino de arengar al equipo, que también hace falta.

Clavijo no da puntada sin hilo y apeló al nacionalismo como gran elemento diferenciador, hasta el punto de agradecer al PNC, el Partido Nacionalista Canario, el de la marca registrada, su sólida fidelidad impertérrita. Gobernar Canarias desde Canarias, un mensaje que todavía tiene sentido por los errores de sus adversarios que confunden las siglas con la pleitesía. Aunque el mensaje patina cuando explica que en Canarias no debemos plegarnos a los intereses de gente de fuera -en alusión a los partidos de ámbito nacional-, intereses distintos a los nuestros... y cuando dice los nuestros ya no sabemos si habla de Canarias, de CC o de personas concretas.

El reto de Fernando Clavijo, que estoy seguro será capaz de resolver, es liberarse del pasado de CC sin caer en la deslealtad, porque su partido tiene una larga trayectoria de gobierno y la promesa de cambiar lo que su propia gente podía haber cambiado (si hubiera querido), es difícil de digerir. Habla del REF y renovamos "más de lo mismo" porque su predecesor no pudo negociar nada mejor, propone cambiar el estatuto, ¿para qué?, ¿para más competencias o para introducir matices? y le da importancia a la financiación autonómica en cuyo reparto Canarias siempre ha salido mal parada por la debilidad negociadora de su partido. Leeremos la letra pequeña.

"Necesitamos ganar las próximas elecciones", afirmó, y seguro que quería decir que "desea" ganarlas y se va a poner a ello. Sin nada que perder ni que ganar en Gran Canaria, al fin constatado en público, lo tendrá más fácil en las otras seis circunscripciones...

sábado, 18 de abril de 2015

La química de la candidata

(Publicado en el periódico El Día el 18 de abril de 2015)

Político profesional. Defíname profesional. No lo veo, si es que hablamos de alguien que lleva años en política y que nunca ha hecho nada más que dedicarse a la política. Aunque tengo mis dudas. Y no seré yo quien imponga condiciones a la democracia universal para elegir y ser elegido. Porque se supone que para gobernar basta ser mayor de edad, que te vote una mayoría suficiente o que consigas pactar. Los políticos gobiernan y los funcionarios gestionan, afirmación que todavía no se ha escuchado como eslogan de campaña. ¿Y qué sabe usted, avezado candidato, del PIB o del REF o de los PTU? Nada, ni falta que hace. El presidente de mi comunidad de vecinos, que es de letras, no tiene ni idea de electricidad y aun así consigue que los ascensores funcionen sin haber encargado un plan estratégico. ¿Qué opinas, incauto aspirante primerizo, de la eficacia del AIEM para generar empleo?

Político aficionado. Como "hobby". Pues tampoco lo tengo claro. Porque el ejercicio de la política no es un juego, requiere asumir responsabilidad y crear una visión de futuro. "Me presento -dirán en su defensa- porque me asiste el derecho, di el paso y mi partido me eligió para ir en la lista". Además, ya sabemos que la juventud es muy atrevida y la madurez muy consentidora ¿Que no sé cómo funciona el procedimiento de contratación? No es tan grave, también hay empresarios que no entienden un balance y ganan dinero. El ejercicio del poder, como lo entendemos, acaba con la transparencia: si hay que desnudarse, que la ley obliga, la política es un trabajo ingrato, expuesto y mal pagado. Al final resultan intrascendentes los antecedentes. Intenta explicar cómo vas a hacer para cambiar lo que a la gente no le gusta y cómo vas a dejar igual lo que sí le gusta, y que te crean. En realidad los candidatos negocian confianza a sabiendas de que no van a poder cumplir con todos.

Equipo. Somos química, como decía mi padre. Si esto va de confianza hazte humano e imperfecto, poco más. Ah, y elige bien la camiseta, que esté de moda.

Pactos. Las encuestas mienten poco. Si ya sabemos que habrá pactos, que lo sabemos, salvo cataclismo de última hora, no entiendo por qué los partidos no hablan de pactos, de líneas rojas y de todo eso. Solo Ciudadanos anuncia que no pactará para gobernar bajo ninguna circunstancia: si no reciben votos suficientes prometen ejercer solo de oposición responsable, a riesgo de que esa postura pueda ser entendida como una forma de no implicarse y de que la condición de no ganadores les reste apoyos; ya se sabe que a nadie le gusta ser del equipo perdedor. Ningún otro habla de pactos para no alinearse con el enemigo o para no condicionar su libertad de movimientos llegado el momento. La política de pactos debería ser asignatura obligatoria.

Soluciones. Hay pocas. El presupuesto no comprometido es una ridiculez y con el comprometido solo cabe vigilar que se ejecute bien. La mayor parte de los cambios de modelo no son competencia ni de las autonomías ni de las corporaciones locales. Por lo tanto, diga usted lo que quiera sobre la recaudación de impuestos, los contratos laborales o relaciones internacionales. En mayo votamos doméstico con escaso margen de maniobra. Lo predecible sería confluencia de ideas con escasos matices, propuestas similares: quienes intentan repetir son más tibios en las críticas y quienes intentan entrar más arriesgados prometen contagiados de entusiasmo poco realista. Al final, lo público funciona regular por el lastre de una burocracia infumable..., aunque eso tampoco toca ahora.

martes, 14 de abril de 2015

Renovarse o morir

En un proyecto de reorganización lo primero es escuchar qué tiene que decir cada uno de los miembros del equipo. Hablamos con todos. Una entrevista no formal en la que preguntamos qué crees que aportas a la empresa, cuál es tu motivación y qué tareas tienes asignadas. Tú sabes lo que se cuece en la cocina. En esa conversación se comenta en libertad y en confianza (con garantía de confidencialidad) qué pasa y cómo se podrían hacer las cosas mejor. Es un paso ineludible si queremos gestionar cambios con éxito.

La decisión es difícil, al empresario le cuesta. Se la juega: reinventarse o morir. Pero necesita método. Puede que tenga claro qué hay que hacer y solo planifiquemos cómo. Puede que el día a día no le deje ver la salida y nos toque también definir con él una estrategia… con él o con ella. Siempre toca hacer números y siempre hay que contar con el equipo. Sin el proceso previo no podremos proponer nuevos procedimientos sin sufrir el boicot. Porque cuando cuentan contigo la cosa cambia, empujamos todos.

Forma parte del diagnóstico discernir quién piensa en los clientes (casi siempre nadie sabe), quién cuestiona la burocracia interna (tampoco) o quién asume alguna iniciativa (conducta muy poco frecuente). Mejorar en estas cuestiones trascendentes requiere muy poco esfuerzo, pequeños pasos, además, que funcionan como combustible para una nueva percepción del negocio. Porque los cambios no se implantan, se negocian, y la negociación tiene su reglas.

Sin entusiasmo colectivo o con oposición declarada renovarse es misión imposible. Sin comunicarte con tus clientes o tus empleados, también. Además, sin ayuda profesional asumes un riesgo innecesario. El arma secreta es hacer partícipes a los trabajadores, solo eso, sin prometer subidas de sueldo ni una carrera profesional meteórica, no hace falta. Recuerde, de las habilidades propias del liderazgo, la escucha activa es la que más satisfacciones nos puede reportar. Practique y sobreviva.

sábado, 11 de abril de 2015

Mª Australia en la Cámara


Rectificar es de sabios. Mª Australia habló de tumbar la moratoria turística. Qué bueno, debe ser que se ven comprometidos los intereses de quienes defendía el PP en 2001, salió mal y rectifican. Al PP le cuesta girar al centro y dejar de favorecer a los de siempre aunque sean amigos. También anunció acabar con las leyes de amornización y de proyectos estratégicos, en definitiva, cerrar la puerta de atrás y liberalizar para permitir la actividad de las empresas, toda una declaración de intenciones.

Ay, qué miedo, promete una bajada de impuestos, ya lo hizo Rajoy y sabemos lo que pasó. Quiere tocar el IGIC a la baja en contra de la tendencia dominante de emplear la tributación indirecta para controlar la economía sumergida. En este asunto no ha trascendido la postura de los Populares ni sobre el peso que tiene la economía sumergida y su incidencia en esta crisis ni cómo atajarla.

Promete inversión pública (Rodríguez Zapatero vilipendiado sin pudor, cada vez me cae mejor...). Ahora el PP promete infraestructuras y vivienda pública, si Keynes levantara la cabeza. Y copian a Garicano, el economista de cabecera de Ciudadanos, con lo del cheque para formación, que sean los parados quienes elijan y exijan qué formación necesitan para incorporarse al mercado laboral. Mª Australia es muy dócil y aplicada a la causa... no sabemos quién ejerce de ideólogo/a del PP en Canarias.




jueves, 9 de abril de 2015

Noemi Santana


Entrevistada por Vicente Pérez para el Decano. Declaraciones que valen para cualquiera de los aspirantes y para todos los votantes: ilusión, valores (igualdad, solidaridad y justicia), sentido común, defensa de la educación y sanidad públicas, políticas para el empleo, no a la corrupción. Lo compro todo. Un programa asambleario sobre un prebrorrador existente... vaya. En sus ejes, el rescate ciudadano, el trabajo como derecho, el estado social... ¡¡Podemos promete la Constitución del 78!!

Menciona el REF, denuncia las perversiones de la RIC y desea redirigir los instrumentos fiscales para generar empleo. En fin, por lo menos sabe que algo no funciona con este asunto aunque no diga qué piensa hacer, qué pone al respecto ese borrador del borrador.

A los candidatos habrá que darles un periodo de gracia a ver si se deciden a explicar qué van a hacer, cómo lo van a hacer y cómo piensan pagarlo... pongamos un par de semanas. Aunque, en este caso, confieso que me cuesta creer que "puedan" construir un candidato sólido... "puede" que piensen que da igual.

sábado, 4 de abril de 2015

En política, ¿para qué?

(Publicado en el periódico El Día el 4 de abril de 2015)

Fernando Clavijo. Para gobernar al precio que sea, lo tiene claro, el relevo del relevo. Como antes hicieron Manuel Hermoso, Adán Martín, Paulino Rivero y hasta el mismísimo Román Rodríguez, que ahora va de independiente. Para gobernar, sí, así de simple, ese es el fin, por principio. Puede que a estas alturas no haya que especular conspiración alguna, basta no molestar a quienes no hay que molestar y no meter la pata. La política profesional en tercera generación perdió el corazón y sin corazón no vale nada. ¿Cuál es la propuesta de CC? ¿Purgarse a sí misma? ¿Qué proponen para Canarias? No hay ideas nuevas para el REF ni para la agricultura ni para la industria ni para nada. Es joven pero es viejo, Clavijo es Rivero diez años antes.

Patricia Hernández. "Me alegro de que me haga esa pregunta", contestaría para ganar tiempo. A estas alturas ya sabe que la han dejado tirada, que los popes dieron un paso atrás pero no se han ido. A ella le da igual, votos tendrá para su acta: cuatro años más. Para dar la cara y "conectar" con la gente, eso dicen. Requiere dedicación para llegar a entender que el PIB no es algo que baja, baja, baja, sino el resultado de la actividad económica. "Quiero que sus hijos puedan ser lo que quieran ser", afirma, habla de misión, un mensaje potente e incontestable, pero hueco, porque cuando las ideas no son propias se nota. El PSOE se enredó en sí mismo, no caben todos y tampoco hay sitio para nada nuevo.

Australia Navarro. Obedece al jefe indio, cómo si no. El PP de ahora habla por boca de sus ministros: Montoro, que describió como "el mejor REF de la historia" a la misma mona vestida de seda, o Báñez, que piensa que nos creemos que Canarias se beneficia de la política de Rajoy, o Soria, que ordena y manda. Para representar a la marca, queda claro. Cristina Tavío no confía en ser alcaldesa y repite al parlamento; quiere simplificar, dice, no se entiende. Antonio Alarcó se presenta en La Laguna para ver si en CC se deciden por Ricardo Melchior, pero no se atreven.

Melisa Rodríguez. Candidata de Ciudadanos. Declara inocente que con una sonrisa y ganas de trabajar será difícil pero no imposible. Y no va a prometer nada, pero va a dar soluciones, que viene a ser lo mismo. La esperanza naranja tendrá que pulir un programa para Canarias: la franquicia por sí sola no será suficiente. Para sorprender, porque no es igual "estar" en política que "entrar" en política: el que llega tendrá su oportunidad. Peor lo tiene Podemos, parece, que saben que van a ser elegidos, pero no ha trascendido ni con quién ni cómo ni para qué.

Paraguayo. Esa es la pregunta. La motivación última. Me espetan que me refiero a "la otra" política cuando escribo sobre Canarias en el largo plazo o reclamo ese elemento diferencial para el REF o cualquiera de las otras ideas que usted lee en esta columna. El debate en los partidos se limita a decidir quién va en qué puesto, cuál es nuestro discurso y cómo lo vamos a contar. Aunque el discurso importa poco si defendemos unos colores con arraigo, las nuevas ideas menos, los planteamientos transgresores nada. Las listas no son para conformar un equipo, sino para repartir un estatus y no te olvides quién llegó primero. La regeneración es difícil, es cierto, porque esto no es cosa de los partidos, sino de las personas. Si nos eligen, perfecto, tenemos curro, y si no nos eligen..., no quiero ni pensarlo.