sábado, 7 de junio de 2014

La manipulación petrolera

Qué bueno. El pueblo soberano se expresará en la calle. Y no es ironía, en democracia es uno de los procedimientos no formales que dispone el ciudadano para ser escuchado. Por convencimiento racional o emocional estamos convocados en contra de las prospecciones en Canarias. Un simple no. Qué fácil decir que no a cualquier iniciativa ... no y punto, Virgencita déjame como estoy.

Confieso que me molesta cuando se afirma "Canarias dice no al petróleo", o a lo que sea, y habla también en mi nombre y el de muchos otros que no opinan así, que pueden estar a favor o que no tienen suficientes elementos de valoración para pronunciarse en un sentido u otro. Quiero entender la motivación y es que a las personas nos gusta formar parte de la mayoría y si la mayoría bebe Coca Cola por algo será. Una burda manipulación, similar a la que emplean los grandes partidos en cada consulta electoral: si me votas pertenecerás a la mayoría que gobernará y no a esos otros, perdedores, a quienes no quiere nadie. Somos gregarios por herencia genética.

Pero no nos engañemos, la expresión de una opinión en la calle no otorga ningún derecho, por muchos miles que salgan a chillar. Primero, porque las mayorías son las mayorías, segundo porque no todo lo puede decidir la mayoría ni mucho menos una minoría exaltada y tercero porque los manifestantes, en el ardor de la protesta, también se equivocan. Tenemos algunos precedentes en nuestra historia recientes, todos abanderados del medio ambiente y tal...

A principios de los noventa, se paralizó la construcción de la vía de Ronda en La Laguna durante muchos meses, presuntamente para proteger la tradición agropecuaria de la vega lagunera que resultó estar más amenazada por su urbanización masiva -como se constató después- que por aquella carretera que solo pretendía sacar el tráfico comarcal del casco histórico. Los activistas-ecologistas, estudiantes de agrícolas, eran los sobrinos de una señora que mantenía un litigio con la expropiación de su finca... todo muy, muy bucólico y pastoril, ¿no?

En 2003 salíó Tenerife a la calle por prescripción de Fumero, a la sazón alcalde de Vilaflor, en contra de la torres de alta tensión que atravesarían el monte rumbo al oeste de la isla... ahora nos las tragamos a todas horas en paralelo a la autopista... no solo hubiera sido más barata su instalación lejos del primer plano, si no que además, el corredor del transporte de energía actúa como cortafuegos cuyo mantenimiento iría sufragado por el sistema eléctrico...

A esto del petróleo la maquinaria del Gobierno pide el no... piense por qué, ¿qué encierra esa postura tan tajante?, ¿todo este pollo por un supuesto derrame menos probable que un accidente aéreo?, ¿una cortina de humo para esconder los verdaderos problemas de Canarias?, ¿qué alternativas al paro y a la economía canaria plantean cuando se evidencia que el turismo, en máximos históricos, no puede hacer retroceder el paro del 33%?

Ojo con lo que se protesta.

No hay comentarios: