jueves, 31 de mayo de 2012

Las habilidades del Gran Capitán

(Publicado en el periódico El Día el 31 de mayo de 2012)

AL MENOS visión de futuro y sentido de la justicia. Pero, ¿ve usted?, las noticias demuestran que no es nada fácil eso del liderazgo. "El elegido nace ungido para el ejercicio del poder", dicen desde la poltrona, y qué suerte la nuestra. Y es que solo unos pocos atesoran el "conocimiento ancestral" que se trasmite de generación en generación para actuar como jefe de la tribu. Unos afirman que se hereda en los genes. Otros, que el individuo suma las experiencias de cada vida en una rueda de rencarnaciones concatenadas; creen en la evolución de la persona como un continuo en el que nacer y morir son hitos que nos transportan de lugar o de cultura; un cuerpo prestado, de usar y tirar, para perfeccionar nuestra psique.
Hablamos del sentido común, de escuchar, de razonar, de encontrar una solución simple a cualquier problema, de saber decir que no, de mantener presente el interés general. Conocerá a alguien, al menos, que cultive enormes habilidades sociales, con la que da gusto debatir sobre cualquier asunto, que desprende química personal, que muestra autoridad sin un aspaviento, que en las reuniones todos atienden y respetan, que siempre aporta, sin conflicto, sin que medie acción alguna, liderazgo natural, que llaman. Hay algo místico, es cierto.
Civilizaciones, familias o empresas avanzan cuando encuentran este tipo de líder que comprende, que propone lo que hay que hacer, que se adapta a los cambios. Y no me refiero solo a ese guía principal al que le confiamos nuestro destino, que también, sino a esos tantos anónimos e imprescindibles, cada uno en su pequeña parcela, que facilitan, que unen y que le sonríen a su suerte cada día. La sabiduría, fruto del aprendizaje y del entrenamiento, como defensa frente a las amenazas del lado oscuro, que las hay y muchas.
Por lo tanto, sería una opción inteligente -en todos los ámbitos, incluida la gestión de lo público- tratar de contar con individuos con altas capacidades, líderes natos o innatos en su nivel de responsabilidad que cohesionen los equipos y nos simplifiquen la vida. Y no me refiero solo a las cuestiones de índole económica, que también, sino a nuestro propio crecimiento personal y profesional y al hallazgo de sentido a nuestra mundana existencia, tengamos previsto rencarnarnos o no.
Encontrarlos es más fácil de lo que puede parecer, porque para eso estamos dotados todos, para discernir entre verdaderos y oportunistas. La intuición es una herramienta muy potente cuando nos fiamos de ella. Para las cuestiones importantes elija líderes solventes, no tema rodearse de mejores que usted, apóyese en ellos y saldrá reforzado, mi capitán.

domingo, 27 de mayo de 2012

Homenaje a José Luis Gutiérrez, "inventor" del Twitter

Hoy el periódico El Mundo me publica una Carta al Director con mi reconocimiento a este gran periodista preciso y la propuesta de homenaje. Él firmaba como "Erasmo" en su artículo de análisis político que da sentido a la máxima: lo bueno, si breve, dos veces bueno:

"Sr. Director
Ahora que nos ha dejado, una propuesta: igual que todos fueron Umbral, en la última, todos serán Erasmo. Visionario, con su twit analógico en sesenta palabras, la precisión del lenguaje, cada palabra y su sentido. Quizás no encontremos quién supla al maestro de lo breve. Me confieso fan. Gracias, Erasmo, y."


jueves, 24 de mayo de 2012

El desarrollo sostenible del presidente Rivero

(Publicado en el periódico El Día el 24 de mayo de 2012)

TÓMESELO en serio. No critique tan rápido, mujer, que está bien, que hable y que cuente sus ideas, que ejerza de líder. Y es que Rivero nos convoca a su ponencia sobre "El modelo de desarrollo sostenible para Canarias" y nos da la risa; "desarrollo sostenible", anuncia. Algo jurásico: en la era de la globalización, la contención del gasto y la austeridad, el presidente rescata la propaganda oficial de Hermoso cuando fue alcalde de Las Palmas y se ganaba dinero con la planificación territorial y el "boom" innombrable; don Manuel, que reapareció estos días, reparte abrazos y propone que CC retome el populismo efectista de aquellos tiempos.
Está antiguo Paulino, que no sabe que el desarrollo es sucio, contaminante y culpable del cambio climático. Aunque eso ahora tampoco importa; el medio ambiente estuvo de moda pero ya no, ojee las encuestas, presidente; los melenudos perdieron influencia. Y eso de condescender con el vulgo también es una idea caduca: la situación exige rigor y proyecto, y menos sopa boba. El reto, si me apura, es desmontar la cadena de favores -subvenciones y otros artificios- que tan cara nos sale al ciudadano; cara en dinero, en puestos de trabajo y en ilusiones.
Otra cosa sería que en su comparecencia Rivero abandonara el eslogan rancio y revelara su "modelo para Canarias", sin más. Entonces sí, señora, entonces sí. Porque la acción política requiere plantear un modelo de futuro, claro, discutirlo y consensuarlo, en su caso.Y ya tarda. Son cinco años de "paulinato" a la deriva. Aunque quizás la experiencia acumulada otorgue sabiduría, puede ser. Hay indicios. Yo también leí que Rivero dijo que en nuestra relación con Europa no quería "ni subvenciones ni limosnas, sino instrumentos para generar actividad económica", y deseo que no sean solo palabras, sino que tal declaración de intenciones se convierta en una contundente iniciativa legislativa para la reforma del REF, como poco.
¿Que usted lo duda? Será difícil cambiar, es cierto, pero no imposible: tiene la capacidad como presidente del Gobierno, la oportunidad y ha manifestado su voluntad. Si no lo hiciera -y hablamos de definir ese nuevo modelo para Canarias, de explicarlo y de ponerlo en marcha- sería porque no sabe. No sabrá por dónde empezar. Lo cual tampoco me extraña, todo sea dicho de paso; no es tan fácil desprenderse de los dogmas del pasado, de las ideas que no evolucionan, tratar de romper los grilletes del proteccionismo que se pensaron para protegernos y que ahora nos mantienen enjaulados.
Aunque quizás nos equivocamos al demandar esa acción política al exhausto presidente y debamos pedirle tan solo que simplifique y se concentre en reorganizar la administración y los servicios públicos. Qué cómodo reivindicar a otros en vez de apelar al talento y responsabilidad individuales.

jueves, 17 de mayo de 2012

El arma secreta del PP para salir de la crisis

(Publicado en el periódico El Día el 17 de mayo de 2012)

LA NUEVA peseta verá la luz para acabar con nuestra agonía. Es inminente. El cambio del papel moneda se hará en tres meses, sin obligación de dar explicaciones: una peseta por cada euro. Aflorará todo el dinero negro y el que está en las cajas fuertes y bajo los colchones. El billete de veinte será verde, con el padre Teide en el reverso, mas no habrá ni de doscientas ni de quinientas, para no repetir errores. Cotizará depreciada en un veinte por ciento en el mercado de divisas desde el primer momento; esa es la idea, devaluar la moneda y no los sueldos. Y hay esperanza. Será la salvación del sistema financiero español, de la economía patria. El resurgir del entusiasmo nacional. Una medida rápida, precisa, de efecto instantáneo, con escasos efectos secundarios; muchos menos que esta recalcitrante política de recortes.
Engrase para la maquinaria ociosa, que arranque, más madera, y volveremos a competir en el mercado mundial. Y desde China, con sus dólares, los chinos -señor Roig- comprarán los Seat fabricados en Martorell, los Clíos de Pucela y los Corsas de Figueruelas, todos equipados con neumáticos Michelín "Made in Spain". El regreso de Zara, a lo grande. Costa Cruceros encargará sus naves en Cádiz y Rusia sus trenes en Las Matas. En nada, las playas del Levante se llenarán de jubilados nórdicos, teutones y británicos cuyas pensiones pagarán con holgura sus fantásticas residencias de invierno para aplacar sus achaques reumáticos; adiós al parque inmobiliario. El gazpacho será la bebida de moda en Europa, vitaminado, sano y barato; el vino, español, por calidad y precio, y el jamón, de bellota. Fin al paro obrero, a los subsidios y a la miseria.
Llegaremos a primera potencia turística mundial: qué bien que se pasa en España y olé, y alegría, amigo guiri, aprenda a divertirse y sea feliz. Y viviremos como españoles, en la calle, de buen humor. No seremos ricos para viajar por el mundo, pero a quién le importa si con una peseta -de las nuevas- me tomo una caña, Dorada, claro; a mí nunca me gustó esa cerveza importada. Quisimos ser anglosajones pero no somos así; esa guerra financiera no es nuestra guerra. Trabajamos como el que más, que alguien me lo refute, pero también sabemos disfrutar. Y con los dólares de los coches, de la verdura y del jamón pagaremos el petróleo; y con los euros del turismo, la deuda pública y sus intereses.
Nuestro gris presidente supo que ese era el camino al ver la cara de Merkel cuando le preguntó por la peseta, "¿Te acuerdas, Angela?", y bromeó con el disparatado plan de futuro para España que sus asesores le habían puesto sobre la mesa.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Laguneros emprendedores

La productora Creacción.TV me invitó a participar en la iniciativa "Laguneros emprendedores". Algunas recomendaciones para los que se aventuran en el mundo de los negocios, cosas de las que planteo en mi libro "Ser empresario. Nuevos modelos de conducta empresarial".

Ya van por el tercer capítulo:


jueves, 10 de mayo de 2012

Un nuevo REF que nos hará libres

(Publicado en el periódico El Día el 10 de mayo de 2012)

EL GOBIERNO autonómico prepara una nueva reforma del Régimen Económico y Fiscal para Canarias, la herramienta legal que establece las reglas del juego con el Estado. Una ley nacional, por cierto. Canarias propone y Madrid dispone. Urge un cambio de rumbo, introducir una nueva filosofía, dado el fracaso del actual REF, que no ha impedido la divergencia respecto al resto de comunidades españolas en todas las variables socioeconómicas. Canarias, con sus ventajas fiscales e incentivos, viaja en el vagón de cola. Algo no funciona.
Confieso que en esta ocasión comparto el nuevo enfoque que anunciaba el presidente Rivero a principios de este pasado mes de marzo, cuando afirmaba que su Gobierno "no quiere ni subvenciones ni limosnas, sino instrumentos que nos permitan generar actividad económica". Y no es una cuestión baladí; supone un cambio radical, un retorno a la filosofía de los puertos francos: déjenos, que ya nosotros nos buscamos la vida.
Cautela. Hay que ser realistas. Someter en estos momentos al REF a un cambio radical sería un rotundo fracaso, ya que sus incentivos comprometen el "statu quo" de muchos sectores económicos que se opondrían siquiera a debatir la conveniencia de reducirlos o eliminarlos: la norma condiciona la forma de hacer negocios en Canarias. Requiere plantear una transición para que a medio plazo pueda ocurrir el giro deseado, articular esos instrumentos que propone Rivero. Y desmontar el entramado de subvenciones que no podemos pagar ni asumir su coste burocrático ni el de sus interferencias en los mercados. Lo que ocurre en el sector agrícola es paradigmático.
Y me atrevo a apuntar algunas ideas. Por qué no plantear que todas las empresas que trabajen en Canarias tributen aquí y no donde esté su sede social: compañías de transporte, los bancos, hoteles o las multinacionales de la distribución o del petróleo. Quizás así, al liquidar a la inversa, Canarias con Madrid, y no como hasta ahora, se cumple al fin la aportación para inversiones que ya el REF actual fija en la media nacional y que nunca se ha respetado.
Por qué no pedir que nuestro REF permita que Canarias se convierta en la plataforma de ensayo para las reformas de gran calado que deben acometer España y la UE, convertirnos en una especie de laboratorio social, probar qué pasaría al meterle mano a todas esas cuestiones que sabemos que hay que mejorar pero que nadie se atreve. Pienso, por ejemplo, en las prestaciones por desempleo, para que funcionen como un seguro y no como un subsidio -sigo sin entender por qué hay que ser despedido para cobrarlas-, o en el sistema de pensiones, o en la sanidad pública, en la que habrá que incorporar al ciudadano como garante, quizás la prueba piloto del modelo de Singapur. Por qué no.

domingo, 6 de mayo de 2012

De los que somos como somos

Para Víctor Zurita Molina en su 80 cumpleaños:

De los que somos como somos

Audaz glosó la vida feliz el poeta,
a la sombra de Anaga; elegante,
firme a los pies del inmenso atlante,
a merced de sus vientos marioneta.

Ay, Sansón, majadero ¡no se meta!
Memoria, portento, en un instante,
no ejerza de Quijote, ¡más talante!,
soberbio licenciado cebolleta.

Tenaz escribidor, ¡qué pajolero!
testigo y guardián de mil batallas,
ningún mejor cronista pregonero.

En el debate, ni otorgas ni callas,
es verdad, ¡pardiez!: de la mar el mero,
son para ti, pues, todas las medallas.


jueves, 3 de mayo de 2012

La eficacia perversa de quienes nos gobiernan

(Publicado en el periódico El Día el 3 de mayo de 2012)

ESTO DEBE acabar ya, antes de que sea demasiado tarde. El PP ha agarrado firme el timón de la nave y vamos derechitos al marisco. Solo recortes y ninguna reforma. Sí, ninguna, porque todo sigue igual. Igual o peor. ¿Y qué podíamos esperar?, ¿qué piensan que iba a ocurrir al recortar el presupuesto público de esta manera?, ¿al esconderse sin ser capaces de dar la cara ni de presentar un proyecto de futuro ilusionante? Más paro, claro, más incertidumbre, más pesimismo, cada vez más. ¿No nos decían que la economía era un estado de ánimo?
Medidas absurdas que frenan la actividad de las empresas y espantan a los inversores. ¿A quién se le ocurre plegarse así a los postulados suicidas de quienes ven inconscientes solo el déficit como enemigo a batir?, ¿no pagamos ya unos intereses que rayan la usura para colocar la deuda pública? Pues ya está, dígale usted a Bruselas que no, que no vamos a poder bajar el déficit de momento, que las reformas necesitan financiación y algo de tiempo. ¿No jugamos todos al euro? Pues que aflojen la presión, que Europa no se puede permitir una España fuera de la moneda única con su divisa devaluada ni la conmoción que tal circunstancia traería aparejada. Negociamos mal.
Y estamos de acuerdo con que no es lo mismo recortar sin ton ni son que hacer buen uso, y que no es lo mismo pretender ganar eficacia en la recaudación que subirles los impuestos a los que ya pagamos. No es lo mismo. Y he ahí el quid de la cuestión: acabe usted con el despilfarro e implemente usted las medidas necesarias para acabar con el fraude fiscal. ¿Que no sabe por dónde empezar? Pues dimita y deje a otro.
Como estoy convencido de que eso no va a ocurrir -aquí el verbo dimitir jamás conduce a la acción-, me atrevo con una receta sencilla: sonría, recurra al sentido común y simplifique. ¿Que quiere financiar la sanidad pública? Pues permita que nos desgravemos las facturas del médico privado. ¿Que quiere sufragar los gastos de la educación? Pues elimine las duplicidades absurdas en la administración pública y corrija las condiciones laborales abusivas (ojo, solo las abusivas). ¿Que quiere fomentar las inversiones que generan empleo? Pues olvídese de las subvenciones, elimine trabas -moratorias y proteccionismos- e inspeccione, no con ánimo sancionador, sino para favorecer la libre competencia. ¿Que quiere más economía real y menos economía especulativa? Pues grave los beneficios de las inversiones financieras y derive recursos a la Administración de Justicia para que quien la haga la pague.
Y si el jefe de la secta en Madrid se empeña en consumar el suicidio colectivo, acuda usted al Parlamento y legisle, que para eso está. Primero a derogar y luego a legislar; para casi todo esto tenemos competencias.