viernes, 29 de abril de 2011

Yo ya sé a quién voy a votar

De las tres papeletas, dos por convencimiento y la tercera por descarte (el descarte es una buena manera de elegir, representa lo menos malo).
No me ha costado mucho tomar la decisión. La reflexión es simple y se basa en unas pocas preguntas a las que soy capaz de responderme sin esfuerzo:
- ¿Me gustan los que están gobernando?, ¿creo que lo han hecho bien?, ¿los veo capacitados, con ganas?, ¿son honrados?, ¿creo que son lo mejor que nos podía haber pasado?
- De todos los que se presentan, ¿qué partido creo que ofrecer una alternativa seria?, ¿quiénes tienen los pies en el suelo?, ¿quiénes han conformado un equipo sólido y capacitado?, ¿quiénes son optimistas respecto a nuestro futuro?
Lo tengo claro.
Ahora, hasta el día de las elecciones, con la decisión tomada, espero que los que les voy a votar no me decepcionen.
Ya sabía que iba a ejercer el derecho que nos hace libres, el derecho (y la obligación) al voto, de esto va la democracia y yo creo en ella.
Y otra cosa también sé: no voy a contarle a nadie el sentido de mi voto, mis cosas íntimas (y secretas) las reservo para mí. Acertaré o me equivocaré, asumo esa responsabilidad individual.

No hay comentarios: