jueves, 30 de diciembre de 2010

El escorpión y la rana

Había una vez una rana sentada en la orilla de un río, cuando se le acercó un escorpión que le dijo:
- Amiga rana, ¿puedes ayudarme a cruzar el río? Puedes llevarme a tu espalda…
- ¿Que te lleve a mi espalda? -contestó la rana-. ¡Ni pensarlo! ¡Te conozco! Si te llevo a mi espalda, sacarás tu aguijón, me picarás y me matarás. Lo siento, pero no puede ser.
- No seas tonta -le respondió entonces el escorpión-. ¿No ves que si te pincho con mi aguijón, te hundirás en el agua y que yo, como no sé nadar, también me ahogaré?
Y la rana, después de pensárselo mucho se dijo a sí misma:
- Si este escorpión me pica a la mitad del río, nos ahogamos los dos. No creo que sea tan tonto como para hacerlo.
Y entonces, la rana se dirigió al escorpión y le dijo:
- Mira, escorpión. Lo he estado pensando y te voy a ayudar a cruzar el río.
El escorpión se colocó sobre la resbaladiza espalda de la rana y empezaron juntos a cruzar el río. Cuando habían llegado a la mitad del trayecto, en una zona del río donde había remolinos, el escorpión picó con su aguijón a la rana. De repente la rana sintió el fuerte picotazo y como el veneno mortal se extendía por su cuerpo. Y mientras se ahogaba, y veía como también se ahogaba el escorpión, le dijo:
- No entiendo nada… ¿por qué lo has hecho? Tú también vas a morir.
Y entonces, el escorpión la miró y le respondió:
- Lo siento ranita. Es mi naturaleza.

(Fábula atribuida a Esopo)

martes, 28 de diciembre de 2010

El gran reto del cambio

(Publicado en Diario de Avisos el 28/12/2010)

“El reformador tiene enemigos en todos aquellos que se benefician con el viejo orden; y sólo defensores tibios en todos aquellos que se beneficiarían con el nuevo orden; esta tibieza surge en parte del temor a sus adversarios... y en parte de la incredulidad del género humano, que no cree en nada nuevo hasta que hayan experimentado.”
Nicolás Maquiavelo

Escuchamos un denso silencio justo después de que el jefe sentenciara: esto tiene que cambiar y va a cambiar.
Tenemos terror al cambio. De manera inconsciente nos sube la tensión, incrementa el ritmo cardiaco, dispara la rumorología, desata las más bajas pasiones en forma de envidias y puñaladas, genera oposición, descontento, en definitiva, bloquea mentes y voluntades. Sin embargo, hemos de convivir con él, forma parte de la vida de las organizaciones, de su necesaria evolución permanente, la tarea ineludible de adaptarse a la variabilidad del entorno para sobrevivir.
Pasar a la acción. Cuando llegamos a la conclusión de que necesitamos un cambio y éste es percibido como un hito, se hace evidente la ineficacia de los procesos directivos. Cuando se considera inaplazable diseñar y poner en marcha un conjunto de medidas que modifiquen un alto porcentaje de los procesos productivos que conforman el día a día de la actividad, es que se nos ha hecho tarde.
Esta realidad también es aplicable a las administraciones públicas en las que no sólo el ciudadano evidencia tal exigencia, la de reconsiderar tanta burocracia e ineficiencia, sino los propios funcionarios que se sienten ajenos a los cambios que ocurren en la sociedad a su alrededor.
Nos enfrentamos a un proceso de revisión que implica gestionar un importante conflicto emocional. Con tres actores: el que decide al concluir que es necesario, el que debe impulsar los cambios y el damnificado; y sus argumentos:
- Tengo que promover el cambio pero me asusta no haber analizado correctamente la situación actual ni haber sopesado bien sus efectos.
- Lo entiendo y puede que sea necesario, pero la organización no está preparada para asumirlo y el coste será mayor que el beneficio que se pretende conseguir.
- No entiendo por qué tenemos que hacer las cosas de otra manera si siempre las hemos hecho así.
También queda la opción de cerrar, una decisión mucho más valiente que abandonar la organización a la deriva del inmovilismo… y no debemos descartarla. Mas apostaremos por iniciar los procesos de cambio, animaremos a los responsables a emplearse a fondo con prudencia, a poner en liza sus habilidades de liderazgo y a recurrir a asesoramiento especializado. Debemos implicarnos.
Una oportunidad. La compleja realidad que envuelve la gestión del cambio puede aportarnos muchos ingredientes para motivar al personal, piedra angular de las organizaciones, aunque haya todavía quien pretenda hacer valer el dinero por encima de todo.
Prometer salvar tu puesto de trabajo, palabras de ánimo o palmadas en la espalda, no son acciones válidas de motivación. No somos tan básicos, tenemos necesidad de aprender, de crecer como profesionales, de formar parte de un equipo, de ayudar a alcanzar una meta común.La gestión del cambio nos ofrece una excelente oportunidad para creer en las personas y en sus capacidades. Liderar el cambio es fomentar la participación de toda la organización en el replanteamiento de los procesos, que cada uno se cuestione cómo hace su tarea, por insignificante que parezca en el conjunto. Cada trabajador percibirá que es importante, será escuchado y contribuirá sumando su talento al del resto de compañeros. La oportunidad perfecta para que todo el personal comprenda e interiorice qué hace la empresa, en definitiva, cómo ayuda a sus clientes.
Todavía hay algo más importante. La gestión del cambio, entendida como esa revisión de los procesos, supone para toda la organización un gran reto, definido, según el caso, como la supervivencia de la empresa o como la lucha para plantarle cara a las nuevas condiciones del mercado. Conseguir implantar el cambio es el reto, alcanzarlo es el logro. La identificación del logro durante los procesos de cambio, su distribución en fases y la evaluación de su cumplimiento, se convierte en la más eficaz herramienta de motivación para impulsar cualquier proyecto empresarial al éxito.

Primeros pasos para tecnificar la ganadería en Canarias

Publica hoy Diario de Avisos la noticia de la firma por parte del Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de La Laguna y de AGATE (la asociación de ganaderos de Tenerife) de un convenio para la promover la legalización de explotaciones ganaderas en ese municipio.

La iniciativa pública en este asunto es muy positiva y necesaria. Viene a paliar la inacción de corporaciones anteriores que permitieron la inadmisible situación formal de la práctica totalidad de la explotaciones ganaderas. Entendemos que el gerente de AGATE no quiere alarmar, habla de explotaciones alegales cuando debería especificar que son ilegales. Lo importante es que se va a poner remedio. Además lo dice con claridad el representante de los ganaderos para no generar falsas expectativas: unas explotaciones se podrán legalizar y otras no.
Contrasta esta noticia con la publicada hace unos días en otro periódico local, en la que el presidente de AGATE, Pedro Molina, mostraba su satisfacción por la intervención del Consejero de Agricultura y Política Territorial, Domingo Berriel, que informaba sobre la encomienda a Gesplan de los estudios técnicos necesarios para los trámites de legalización. Deben ser cuestiones distintas. Mientras Berriel recurre a un equipo multidisciplinar para confeccionar una documentación que no servirá para completar el mencionado expediente de legalización, el gerente de AGATE habla, con buen criterio, de la necesaria elaboración de los correspondientes Proyectos Técnicos redactados por un Ingeniero Agrónomo, única vía legal para adaptar técnicamente las explotaciones a la norma.
También abre el debate de los polígonos ganaderos y se pone en evidencia la ineficacia del planeamiento territorial que ha obviado por sistema las consideraciones agronómicas. En cualquier caso, una excelente noticia esta iniciativa para tecnificar y profesionalizar el sector ganadero en las islas.

(Para contactar con el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos: 922284766, 607946999 , 670801534)

domingo, 26 de diciembre de 2010

Protocolo

Se queja Cristina Tavío de que ayer, en el concierto de Navidad que ofreció la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, no pudo acceder a un sitio acorde a su condición de vicepresidenta del Parlamento de Canarias. Piensa que falló el protocolo.
Al ver las imágenes en televisión de la primera fila, con las autoridades, pensé precisamente en lo contrario, que los cargos públicos, por la razón que fuera, no dejaban de serlo ni en un concierto, en día festivo y con motivo de la celebración de las fiestas más entrañables. Y me resultó de una enorme esclavitud personal.
¿Debe ejercer un representante político las 24 horas de los 365 días del año?, ¿han renunciado a la vida privada?, ¿o las circunstancias impiden que así sea?
Quiero pensar que la acción política, como cualquier otra actividad humana, requiere también cierta desintoxicación para mantener la perspectiva: ser un ciudadano común y corriente fuera de las horas de trabajo o de los actos institucionales.
Un concierto de Navidad, por seguir con este ejemplo, debe enmarcarse en lo privado para Cristina, entiendo. Quizás no lo sea para Rodríguez Zaragoza, que actuaba de anfitrión... aunque bien pensado, la organización del evento debía ser reponsabilidad de alguien de su equipo o alguna empresa especializada en la materia.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Felicitación de Navidad

Puede que creamos que es de derecho, pero no es cierto, no siempre fue así. Somos libres porque alguien se empeñó... y le costó la vida.
No olvides lo que celebramos estos días: el nacimiento de una sociedad más justa, fundamentada en el amor y en el respeto. Debemos cuidarla, creer en ella.
¡Felicidades, de corazón!

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Escándalo ganadero

Promete el consejero Berriel la legalización de 100 explotaciones ganaderas en Canarias sobre más de 500 que permanecen en situación irregular; hay mucha tarea por hacer, pero no explica cómo se llega a 2011 en esta situación extrema.
Informa que el Gobierno de Canarias ha puesto a trabajar a la empresa pública Gesplán en la elaboración de los estudios técnicos correspondientes.
Tal declaración de intenciones presenta dos cuestiones que adquieren proporciones de escándalo.

La primera, al suponer legalizables todas las explotaciones sin considerar las enormes inversiones en mejoras técnicas que requieren gran parte de ellas o los frecuentes incumplimientos del planeamiento territorial, según el caso, que no se resuelven con voluntad sino con dinero o con larguísimos trámites legislativos. Nadie dice, por políticamente incorrecto, que un alto porcentaje de esas 500 explotaciones está condenado a desaparecer porque su legalización no es viable.
La segunda por prescindir de las obligadas consideraciones técnicas que deben cumplir los proyectos de ingeniería para tal legalización; Gesplan obvia a los ingenieros agrónomos, competentes y capacitados para ello, y recurre a un indefinido equipo multidisciplinar para elaborar una documentación con ningún valor legal en la tramitación de un expediente de este tipo, que requiere un proyecto formal. Se percibe escasa voluntad de resolver el problema en una especie de representación teatral en la que todos los actores están muy ocupados pero han olvidado el fin último de la acción encomendada.
Urge tratar en serio el futuro de la agricultura en Canarias y de la ganadería en particular.

martes, 21 de diciembre de 2010

lunes, 20 de diciembre de 2010

Consultor de simplicidad, profesión de futuro en el presente

Ayer domingo el suplemento Mercados de EL MUNDO publicaba un interesante reportaje titulado "Las empresas que crearán nuestro hijos". En realidad no creo que acierten, el futuro se presenta al menos tan incierto como es el presente respecto a la situación de hace veinte años. Fenómenos como la telefonía móvil, internet o las boutiques del pan, eran sólo ideas de iluminado. Pero el ejercicio visionario siempre es bueno, a lo mejor despierta alguna vocación.
En un aparte menciona las profesiones del futuro, el listado es estupendo, es como una película de ciencia ficción:
- Guía turístico del espacio
- Administrador de estaciones de hidrógeno
- Mecánico de robot personal
- Bioinformático
- Consultor de simplicidad (¡que es a lo que me dedico yo!)
Me siento como un avanzado de mi tiempo, es magnífico. Simplificar procesos y relaciones es mi trabajo profesional desde hace unos años. Una actividad en constante redefinición y mejora, que me encanta, por cierto. En el mundo de la empresa, lo simple es bueno.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Por qué dicen que la agricultura murió en Canarias

Será porque la hemos convertido en una actividad bucólico pastoril más cerca de la etnografía que de la economía. Un fenómeno cultural tradicional que debemos conservar para legarlo a las generaciones futuras, arraigado a nuestras raíces de náufragos en la inmensidad atlántica, merecedor de todo nuestro respeto y veneración, conducta propia de los pueblos que quieren conservar su identidad, como es el caso.
La agricultura en Canarias es algo más que una mera fuente de riqueza, prosperidad y empleo, algo mucho más importante que trasciende de lo terrenal y se proyecta a lo trascendental.
E igual que muchas otras manifestaciones que emanan de la sabiduría popular, no admite corsés, debe ser libre, interpretada según la partitura de lo autóctono.
La agricultura murió en Canarias como actividad económica después de una larga enfermedad: no le dimos ni una oportunidad, ni permitimos su tecnificación, ni fomentamos la profesionalización de los agricultores, ni regulamos los mercados. Para qué.

jueves, 16 de diciembre de 2010

La producción de plátano, la mayor de la Historia en 2010


En 1979 se llamaba macheteo. Mi abuelo, inspector de la CREP daba la vuelta a la isla con el taxi de Damián, negro con la raya roja, y con Noda, el pintor. Yo iba con ellos. La fruta de excedente se inmovilizaba para no ser exportada con el sencillo método de rociarla con pintura amarilla. Las cajas abiertas se disponían en el suelo del empaquetado, mi abuelo las contaba y Noda procedía con precisión, con la mochila de sulfatar. Seguro que usted se acuerda de las pintitas amarillas en los plátanos que se vendían en el mercado local. Después me enteré que cuando salíamos de allí era práctica habitual agarrar la manguera antes de que secara la pintura... siempre ha habido picaresca en esto de los plátanos.
Esta de hoy no sabemos si es una buena o una mala noticia. De hecho, estará conmigo en que está redactada en tono neutro: sin mucha emoción al relatar el récord de producción ni tampoco al hacer referencia a la enorme cantidad de plátanos que se van a la basura. Plátanos por cierto que han sido desmanillados, lavados, pesados, metidos en cajas y etiquetados, coste que también acaba en los "vertederos autorizados". Por cierto, poco hemos avanzado en más de treinta años.
Sin embargo el periodista acierta al analizar el origen del incremento de la producción: aumento de productividad y el sistema de ayudas, entre otras causas. El incremento de productividad se debe a la introducción de variedades con plátanos más grandes (así nos parecemos más a la banana americana con la que todavía se pretende competir por precio) y lo de las ayudas... ay las ayudas. Un día alguien debería preguntar por lo de las ayudas, esas que se pagan con dinero suyo y mío, y por la compra/venta de "histórico", por ejemplo. Ese sería un buen reportaje para el periodismo de investigación.
Se recurre a la pica o al macheteo porque hay más fruta de la que el mercado puede absorber, pero da igual porque el agricultor recibe más ayuda cuanto más produce. El precio del mercado y su dinámica ya no interesan, el cliente no es consumidor sino la Administración Pública que paga, mientras pueda. Urge hablar del plátano y su futuro, antes de que nos demos bruces con la realidad que viene.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

"El mercado laboral sigue siendo inflexible"

Son declaraciones de José Carlos Francisco recogidas por Yazmina Rozas para Diario de Avisos en el acto de toma de posesión como nuevo Presidente de CEOE en Tenerife. La crónica es muy interesante y este es mi comentario:

El nuevo Presidente de los empresarios no se moja, todavía. No dice qué inflexibilidad del mercado laboral hay que resolver. Si ahí está la solución a la crisis, debería tratar de explicarla, cuando lo menciona es que tiene alguna idea pensada.
La sinopsis del evento ofrece una idea sólida y coherente de la postura del empresariado: menos trabas administrativas, claridad en la leyes, diálogo con los trabajadores, consolidación de nuestra posición en Europa. No podíamos esperar menos, Francisco sabe de lo que habla.
Sin embargo seguimos sin escuchar nada de la lucha contra la economía sumergida, la principal amenaza del empresario y gran realidad distorsionadora de sacrosanto libre mercado. El fraude es el enemigo número uno del empresario que le impide competir. El empresario no puede subsistir con la competencia desleal (e ilegal) de tantos que practican con impunidad actividad económica fuera de las reglas de sistema. Parados que cobran la prestación y trabajan, el dinero negro que circula en los cartuchos o los empleados públicos que participan en el mercado con la espalda cubierta.
El titular podría haber sido "el mercado no funciona porque no todos aplicamos las mismas reglas del juego", en fin veremos si el nuevo Presidente incide por esa vía en la que nadie ha insistido.
Ah, no creo que Rivero hablara en serio con eso de que la Administración no puede dar todos los puestos de trabajo, ni que alguien pensara que tal cosa pudiera ser posible o deseable.

domingo, 12 de diciembre de 2010

El estado de alarma y los derechos individuales

No deja de ser un artificio jurídico. España no está en estado de alarma. Los españoles no encontramos la conducta de los controladores tan extraordinaria, estamos habituados a todo tipo de abusos por parte de colectivos que prestan servicios públicos. Además, sólo una pequeña parte de los españoles viaja en avión.
El ardid cercena derechos individuales... a los propios controladores y habría que identificar cuál. Cómo nos gusta reclamar nuestros derechos y qué poco asumir nuestras obligaciones, otro hecho consustancial.
Los paros en lo público forman parte del paisaje nacional: recogida de basura, educación, bomberos y ahora los controladores, por una aplicación indebida del derecho a la huelga. Las protestas sindicales de los funcionarios y resto de trabajadores de las administraciones públicas requieren una regulación que no existe. Y nadie se atreve siquiera a proponerlo.
Al final éste de los controladores es un problema legal. Los sueldos de los funcionarios, su jornada anual, las horas extraordinarias, el régimen sancionador: todo eso está escrito y en vigor.
Hubo quien, por no soportar la presión, permitió que gozaran de otras condiciones. Pidamos responsabilidades... ah no, que esto es España, aquí miramos para otro lado.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Controladores por lo penal

Un error de cálculo. La calentura nos hace tomar decisiones equivocadas. Denunciar a los controladores por lo penal, por la huelga salvaje del puente de diciembre, en nuestra opinión, es una alternativa equivocada.
Quizás son las elevadas penas -no sé cuántos años de cárcel- las que nos obnubilan: qué lo paguen, qué lo paguen, que no hay derecho...
Pero una acción penal tiene su tela, es muy compleja. El sistema judicial, con buen criterio, debe garantizar la investigación, las pruebas, los testimonios de unos y otros, determinar responsabilidades, cuantificar los daños; un proceso penal de este tipo, con tantos implicados y tantas consecuencias, llevará muchos años, cinco o seis como mínimo.
Tenemos un antecedente cercano. En 2005 un grupo de bomberos en huelga asaltaron el edificio del Cabildo Insular de Tenerife que celebraba una sesión plenaria (las imágenes hablan por sí solas). Más de cien implicados, denuncia por lo penal por no sé cuántos cargos, de la que se cumplen ahora cinco años: todavía no se ha celebrado el juicio ni hay fecha prevista y, pendientes de la resolución judicial, tampoco se actuó en la vía administrativa.
Con los controladores pasará lo mismo. Lo más rápido hubiera sido una separación de sus puestos de trabajo, al menos de los cabecillas, por el incumplimiento de sus responsabilidades y aprovechar la ocasión para denunciar el convenio y fijar unas condiciones laborales acordes al ordenamiento jurídico y a las necesidades propias del servicio.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Un mercado perfecto no existe

En un estupendo artículo publicado en El Mundo del pasado domingo, el filósofo José Antonio Marina nos habla del mercado, de cómo se habla de él en términos abstractos y se le atribuye capacidades que no tiene.
Incluye una serie de reflexiones muy potentes:
"No hay a la vista ningún método mejor. Pero esa es una idea platónica, es decir, irreal. Un mercado libre no existe. El mercado real, el que gobierna, está compuesto por operadores reales, con sus estrategias y astucias, sus juegos de poder. No es verdad que haya libertad de las partes al establecer un contrato comercial".
Y añade una cita de Ernesto Garzón Valdés muy ilustrativa y de total actualidad:
"Librado a su propio dinamismo, el mercado presenta una clara tendencia hacia la autodestrucción. Es una institución suicida."
Podríamos concluir que, con la marejada en lo económico de los últimos años, estas afirmaciones dejan de ser opinión y se transforman en una detallada descripción de la realidad.
La regulación de los mercados es la asignatura pendiente. Una regulación inteligente por el bien de todos. Quizás habría que empezar por los mercados agrícolas que tanto afectan a Canarias.

jueves, 9 de diciembre de 2010

"El Gobierno de España asesta otro golpe al futuro del campo canario"

Con este titular, Diario de Avisos publica una información en la que el sector se lamenta de la negativa a la autorización de la colocación de placas fotovoltáicas en la cubierta de los invernaderos para la producción de energía eléctrica. Al respecto hago la siguiente reflexión:

Yo no entiendo nada, me tienen que perdonar. El futuro de la agricultura en Canarias pasa por permitir las placas solares en los invernaderos y la negativa del legislador "asesta otro golpe al futuro del campo canario"... no sé si es que ya todos hemos perdido el norte.
Una cosa son los ingresos atípicos y otra muy distinta pretender depender de ellos para la viabilidad de un sector económico. Se ve que los políticos y los representantes de las organizaciones agrarias dan por perdida la rentabilidad de la agricultura, ya llegamos al punto (según parece) en el que el sector primario se sostiene como parte de la etnografía isleña que es necesario legar a las generaciones futuras y no como una actividad económica.
Quizás soy un ingenuo y estos titulares catastrofistas van dirigidos al ciudadano para recabar su simpatía, como hacen con el insostenible sistema subvencionado del plátano, puro marketing, vaya.
También es sospechoso que no hay ninguna voz en contra de colocar placas en el suelo agrícola, ¿dónde están los ecologistas defensores de los escarabajos?, ¿por qué a nadie le preocupa el efecto negativo sobre el paisaje? A mí sí. Eso no quiere decir que no se utilice suelo para la obtención de energía limpia, sino que no tendría por qué ser sobre los cultivos. La defensa de la agricultura como valor medio ambiental no es compatible con esto.
En cualquier caso, algo va mal cuando un sector busca fuera lo que no es capaz de encontrar en casa. No se pelea por mejorar las condiciones del mercado, por luchar contra los abusos de los intermediarios o por evitar el dumping tan frecuente entre los importadores. El agricultor canario da por perdido el mercado y lucha por los atípicos y las subvenciones.
Pero hay alternativas. Contra los mercados imperfectos sólo cabe la regulación. Dediquemos los esfuerzos del sector a luchar por una regulación que permita rentabilizar las explotaciones agrarias como lo que son, la actividad primaria, la primera fuente de riqueza de un pueblo.

martes, 7 de diciembre de 2010

Interim Management en Canarias

Pablo Zurita nos habla del Interim Management, su actividad profesional, la gestión temporal de empresas, el ayudar a las organizaciones cambiar, a redefinir los procesos productivos: Interim Management en Canarias

De eso va su nuevo libro "Ser empresario. Nuevos modelos de conducta empresarial", de las cosas importantes que hay que tener en cuenta en la reorganización de las empresas.


domingo, 5 de diciembre de 2010

Optimistas natos


(Publicado en Diario de Avisos el 05/12/2010)

En épocas de cambio. Participa en la revolución, reclama tu protagonismo que el momento precisa.
Y hay dos posturas. Quien está atento a las expectativas y quien se empeña en desear la felicidad, quien espera que las cosas buenas ocurran y quien quiere que ocurran, quien aguarda paciente mejor suerte y quien lucha por ella. Funda un nuevo partido que proclame la acción frente al inmovilismo, el deseo frente a la expectativa, ¡viva la revolución!
Hace tiempo que perdí la esperanza y recuperé la voluntad de ser libre.
Recuperar mi libertad me hace feliz. Recuperar tu libertad te hará feliz. Estamos en una época de cambio a la medida de quien sepa interpretar su papel.
Si acabas de perder tu trabajo reconsidera qué te has estado perdiendo y qué quieres hacer con tu vida. La situación de desempleo tiene muchas connotaciones negativas que ya sabes y una muy positiva que no debes olvidar: eres libre para reconsiderar qué es lo que realmente te gusta, a qué quieres dedicar el resto de tu feliz existencia.
Quizás nunca antes te lo habías planteado. Y no vale alardear de lo que no quieres hacer, no. Dedica un día o dos o más a pensar en serio cuál es tu vocación, y no te engañes, la verdad siempre triunfa y en ese momento, cuando lo tengas claro, verás el camino: tendrás una misión.
Si descubres que tu empresa no carbura quizás ya sea demasiado tarde. Lo que pasó ayer ya no tiene solución… pero sí que puedes tratar de cambiar lo que va a pasar mañana, no esperes, actúa. Estima cuánto vas a vender mañana y cuánto te va a costar venderlo: las cosas funcionan cuando ingresas más de lo que gastas. Habla con tu gente y con tus proveedores, sé transparente. Habla, habla con tus clientes y descubre cómo los puedes ayudar, en eso te va la vida.
El desánimo se adueña de tus competidores que lamentan su suerte, discuten con sus empleados y desatienden a sus clientes. Mientras, tú estás enfocado: las épocas de crisis ofrecen oportunidades para quien, como tú, decide trabajar en equipo y mirar al futuro.
Ser optimista es una conducta individual, no hay más opciones.


viernes, 3 de diciembre de 2010

Las empresas prefieren a los no fumadores

Porque pierden menos el tiempo, no se levantan tanto de su puesto de trabajo, ni salen a la calle, ni se entretienen después del cortado con tan inútil vicio callejero.
Las empresas prefieren a los no fumadores porque no tienen los dedos manchados de nicotina, su esperanza de vida es más alta y la probabilidad de padecer cáncer de pulmón más baja. Y no salen a fumar y por lo tanto están más centrados en su trabajo, no participan en los cotilleos propios de las áreas de fumadores. En fin, ser no fumador suma en tu curriculum... hay expertos que proponen hacerlo constar con la misma importancia que los idiomas o los cursos de postgrado.
¿Será verdad?, ¿será verdad que el no fumador es más productivo? Quizás el empresario (o el directivo, o el jefecillo de turno) piense todavía que en los trabajos "hay que estar". Todavía es creencia que el empleado fiel es el que está firme anclado a su puesto, en posición de alerta, preparados, listos, ya.
La productividad es otra cosa. En la empresa moderna cada persona asume la delegación de aquellas que son sus tareas con la obligación de cumplirlas con eficacia. Si se levanta de su mesa o no, o si sale a la calle de vez en cuando, no debe importarnos mientras su trabajo esté al día y no interfiera en el trabajo de otros.
Yo no fumo, ni hoy es el día para empezar, pero vaya, hay quien encuentra la felicidad en pequeños (y estúpidos) pequeños placeres.